Río 2016 significó promesas, decepción y dominio

0
384
Río 2016

Las cinco medallas conseguidas por México en los Juegos Olímpicos de Río 2016, significó el surgimiento de promesas, pero también decepciones en deportes que por tradición, han subido al podio.

Esas cinco preseas colocaron al país entre las seis mejores naciones Latinoamericanas, donde Brasil y Cuba fueron los mejores, seguidos de Colombia, que ha tomado otro matiz en la esfera mundial, y Argentina.

Sin bien, México confirmó su supremacía en Tae Kwon Do, que desde Sídney 2000, cuando se integró al programa olímpico de manera oficial, ha otorgado medallas, en disciplinas como Clavados o Tiro con Arco, quedaron a deber con sus exponentes como el caso de la subcampeona olímpica Paola Espinosa.

En Londres 2012 fueron siete las preseas conseguidas y una de ellas fue de oro con la histórica actuación del Futbol varonil. Las promesas que debían quedar en el podio, además de Paola Espinosa, era sin duda la arquera Aída Román, quien por su nivel era favorita para el podio.

De la misma manera, el experimentado Juan René Serrano, quien llegó como serio aspirante a la final, no pudo confirmar ese dote; además, el Futbol varonil, que debía seguir con el mismo estima, no llegó a segunda fase de la competición.

Deja un comentario