FAMILIAS POBLANAS SE REÚNEN EN LOS ÁNGELES

0
345

Como un regalo de Navidad calificaron un centenar de poblanos el poder reencontrarse en Los Ángeles, California, con sus familiares, después de años de separación, algunos por décadas.

El emotivo encuentro forma parte del programa Raíces, que organiza el gobierno de Puebla para que padres o abuelos radicados en el estado mexicano puedan reunirse con sus familiares que residen en Estados Unidos y a quienes no han visto al menos en 10 años.

Abrazos, besos y llanto interminable predominaron en el reencuentro que conmovió a los presentes, incluidos los representantes del consulado mexicano en Los Ángeles, en donde se llevó a cabo el evento.

Engracia Ríos fue una de las poblanas que permanecía sentada en espera de reunirse con sus padres, a los que no había visto desde hace 17 años.

Ríos tuvo que viajar desde Houston, Texas, luego que sus cuatro hermanos que radican en Los Ángeles, lograron traer con este programa a sus padres.

“Es mi bendición, es un sueño imposible, es algo maravilloso el poder ver a mis padres, de quien no solo una, sino varias veces pensé que nunca más volvería a ver”, declaró a Notimex.

“Mi madre tiene 80 años y mi padre 84, y estoy muy feliz porque los puedo abrazar por primera vez desde hace 17 años”, dijo la mexicana, tras contar que desde anoche no ha dormido por la emoción que siente.

Adriana Barrales no podía contener las lágrimas y con mucho esfuerzo pudo compartir: “Dejé a mi madre bien fuerte, y ahora me duele mucho verla que no puede caminar. Tiene muchas arrugas que no tenía y me duele más que cuando estuvo enferma no la pude cuidar”.

Estanislao Alvillar Sabana, de 80 años, fue recibido por su hijo que no dejaba de llorar y menos de abrazarlo, mientras le mostraba un cuadro con flores de su fallecida madre.

Tiburcio Merino, de 67 años, compartió que ya vive solo en su casa de Puebla y que viene a ver a sus hijos que emigraron a Estados Unidos hace 20 años.

“No me gusta Estados Unidos, porque aquí es muy frío y prefiero lo caliente de mi pueblo Hotzingo, así que solo vengo a verlos y me regreso”, aseguró Merino, quien realizó un viaje de casi 29 horas para llegar a su destino.

“Salí desde las tres de la tarde de ayer de mi pueblo, me llevaron con carro, después viaje en avión de Puebla a la Ciudad de México y esta mañana viajamos de allí a Los Ángeles, pero no me siento cansado por la emoción”, afirmó.

“Solo este año en Los Ángeles pudimos reunir a 200 familias de poblanos”, declaró el director de Casa Puebla de Los Ángeles, Ricardo Herrera.

“A principios de 2016 se realizó un evento en el que se pudo reunir a 13 familias; en septiembre pasado 90; y ahora 102”, resaltó.

El programa es impulsado y financiado por el gobierno de Puebla, el cual cubre los gastos del trámite de visa y el pago del boleto de avión redondo a Los Ángeles para regresarse el 17 de enero.

“A los solicitantes les pedimos que tengan al menos diez años de no verse, pero nos hemos encontrado gente con 25 o 27 años”, dijo.

La mayoría de los adultos mayores que provienen de Puebla son de los municipios con más migración hacia Estados Unidos como Huehuetlan el chico, de rancherías, comunidades y municipios como San Juan Atenco y Tepeaca, entre otros.

En el programa de reunificación familiar Raíces de Puebla participan en general personas humildes, y la mayoría lo calificó como un milagro, una bendición ya que vio realizado un sueño de todas las noches: volver a ver a su familiar querido.

Quienes los recibieron son en su totalidad inmigrantes indocumentados, hijos y nietos que ya no pudieron regresar a sus tierras y que soñaban con volver a ver a sus padres y abuelos.

Otros estados mexicanos que también promueven este tipo de encuentros en California, con gasto a sus entidades, son Zacatecas y Guanajuato.

Deja un comentario