Palestra

0
357

Rodrigo Ramón Aquino

Pragmatismo pejista

Son amigos. Esa fue la respuesta de algunos lectores y colegas luego de twittear que con prácticamente todos los partidos políticos cooptados en Chiapas, la verdadera lucha por el poder en 2018 será entre Manuel Velasco Coello y Andrés Manuel López Obrador.

Claro que son amigos. Hace poco hicimos un recuento de la relación no sólo política entre el tabasqueño y el chiapaneco que puede remontarse al proceso de desafuero de El Peje, y que también habría determinado la candidatura morenista al gobierno de Nayarit.

Son amigos y no obstante, en el terreno electoral, cada uno buscará que su candidato al gobierno de Chiapas gane. Para evitar la sorpresa, Velasco tendrá que acordar o negociar la candidatura con “su amigo”, porque en este momento es la única que aún no tiene en la bolsa.

Será, entonces, la lucha electoral por el poder entre los varios candidatos de El Güero contra la o el candidato por quien finalmente se decida el que por tercera ocasión buscará la presidencia de México. Pragmatismo lopezobradorista, quien represente votos o dinero, será.

En este escenario, Velasco Coello tiene los hilos en la mano del PRI, PVEM, PAN, PRD, Mover a Chiapas, Chiapas Unido, Movimiento Ciudadano (este año necesariamente deberá renovar dirigencia el PRD y el PRI, aunque no se esperan mayores cambios en su dirección política).

Así, la candidatura de Morena al gobierno de Chiapas representa para un gran sector de la población la única opción de oposición real a la continuidad velasquista. Por eso tras ella están Rutilio Escandón, Plácido Morales, Zoé Robledo e incluso, Eduardo Ramírez Aguilar, aún dirigente estatal del Verde.

Aún falta un año para las definiciones, y la designación de una candidatura a la gubernatura por Morena, que represente al mismo tiempo una significativa votación para el proyecto nacional de López Obrador, no la determinará una amistad, sino el pragmatismo pejista

Ágora

A Manuel Velasco Coello le ha tocado bailar con la más fea: crisis económica internacional, conflictos sociales (magisterial y poselectoral) que se han acentuado por la ineficacia de sus colaboradores. No están haciendo el trabajo que deberían, por el que fueron contratados, y, por el contrario, están llevando a esta administración a un punto peligrosamente comparable con los Duarte, los Borge.

Si Velasco ha mostrado tolerancia, muchas  veces al grado del exceso, no sólo ha sido con los de afuera, sino con los de dentro, los que deberían ser de su confianza. Aún se está a tiempo de enmendar, corregir y parchar.

Aún puede no apostarle el todo por el todo a la venidera elección para garantizarse inmunidad. Debe intentar corregir. Insistimos, está peligrosamente cerca de ser comparado a Javier Duarte por evidentes irregularidades en el ejercicio del presupuesto. La ruta de los recursos no se puede ocultar.

Se sabe de su excesiva tolerancia, pero debe entender que con sus colaboradores puede (y debe) ser más duro, de lo contrario lo llevarán a conocer a la más fea de las feas del baile.

Corrillo

Buen regalo navideño el que realizó Rutilio Escandón Cadenas a las familias del ejido Copoya en Tuxtla Gutiérrez. Donó un terreno de su propiedad para uso común. Se plantea un área verde para el sano esparcimiento. El regalo es significativo porque normalmente los funcionarios saludan con sombrero ajeno y raro es, como en esta ocasión, lo hagan con sus propios recursos. Puede que ande en campaña, pero el regalo será de utilidad.

Compartir
Artículo anteriorJaque con Dama
Artículo siguienteCafé Avenida
Sitio de Noticias del estado de Chiapas. Tenemos un espacio para ti envíanos tu artículo o denuncia a redaccion@perspectivachiapas.com o desde el formulario de contacto.

Deja un comentario