Comentario Zeta

0
210

 Carlos Z. Cadena

Reordenamiento laboral en Chiapas: Fuera herencia de carga burocrática

El recorte de personal y desaparición de algunas oficinas de gobierno, es sano si se enmarca dentro de un amplio plan de reajustes financieros, reordenamiento y depuración de malos servidores públicos. De hecho, tenemos entendido que el despido de decenas de empleados, se ha dado siguiendo minuciosas estrategias de revisiones internas. Esto, con la finalidad de despedir solo a aquellos que son una carga financiera innecesaria y que han sido heredados de anteriores administraciones.

Es decir, aviadores, personas que no cumplen con el perfil requerido y otros que no garantizan servicio de calidad y eficiencia, son los que han sido cesados, lo que redunda en una planeación acorde a las exigencias de la austeridad planteada por el gobierno local.

La antigüedad que algunos reclaman, se debe a que desde las administraciones de Roberto Albores Guillén, pasando por las de Pablo Salazar y Juan Sabines, quedaron insertos en las oficinas públicas, sin cumplir con los requisitos de eficiencia y otros relacionados con la capacidad y la lealtad institucional. Muchos, además, se habían constituido en fuentes de retraso administrativo, al recurrir a viejas y anquilosadas prácticas que afectaban severamente a la ciudadanía.

La carga burocrática era un pesado lastre para la administración pública que debía limpiarse adecuadamente y conforme el estatuto laboral vigente; de esa manera, la depuración es buena, siempre y cuando, en adelante se cuide de no volver a engrosas un aparato que por años, mantuvo un servicio pésimo a la ciudadanía.

Creemos que a la par de dicha limpieza, habrá programas de mayor y mejor capacitación para los empleados públicos y desde luego, evaluaciones supervisadas constantes para garantizar a los chiapanecos, servicios óptimos a la hora de realizar trámite alguno.

Todo cambio es bueno. Y eso, debemos entenderlo como es y no malinterpretarlo, como una forma sistemática de estar en contra de todo, sin argumentación sostenible.

El “Gasolinazo” sigue originando sublevaciones e irritaciones populares

El grave problema del “gasolinazo” en nuestro país, cuya situación ha levantado los más agrios comentarios y sublevaciones populares, en contra del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, porque se han disparado diversos precios donde se incluye la canasta básica y el alza de la tortilla y la electricidad, sigue en aumento los actos vandálicos en contra de gasolineras y tiendas comerciales en todo el país, hechos inéditos que nunca se había observado en México.

Por lo pronto la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) informó que debido a los disturbios registrados en el país que iniciaron por protestas contra el alza a gasolinas, suman más de 170 tiendas cerradas y 79 tiendas saqueadas. En un comunicado, refirió que “es importante destacar que el mantener el cuidado de la paz social, la seguridad económica y el abasto interno son condiciones indispensables para el desarrollo nacional”. Afirmó, además, que los bloqueos carreteros y de las principales vías en diversas ciudades han generado problemas en la distribución de mercancías afectando severamente el servicio a los consumidores.

La irritación social aumenta y no se sabe hasta dónde puede llegar.

Hay funcionarios estatales que han fallado estrepitosamente en Chiapas.

Dentro del poder ejecutivo de Chiapas, son al menos tres personajes que verdaderamente han sudado la camiseta al lado del gobierno de Manuel Velasco Coello. Son tres chiapanecos que han sido leales al ejecutivo estatal, que han antepuesto intereses  personales en favor de la política gubernamental, que han demostrado tablas y conocimiento en sus encomiendas públicas, que han sabido responder con creces a la lealtad del gobernador Velasco. Lo extraordinario del caso que a los tres les  han hecho grilla barata producto del “fuego amigo”  que como nunca en la historia de un sexenio se había observado tan marcado y tan perverso.

Juan Carlos Gómez Aranda, Raciel López Salazar y José Antonio Aguilar Bodegas, son tres chiapanecos que cumplieron a carta cabal sus responsabilidades públicas, las 24 horas del día de todo el 2016, los tres afortunadamente con experiencia en sus quehaceres políticos, jurídicos o administrativos. Los tres con posibilidades de seguir ascendiendo dentro de sus ramos. Posiblemente hay otros funcionarios públicos que le echaron ganas,  pero no con la insistencia y sobre todo con los resultados  positivos que mostraron Gómez Aranda, López Salazar y Aguilar Bodegas.

Pero tampoco se puede negar que hay servidores Velascorcistas que han fallado estrepitosamente, que no cumplieron a carta cabal sus responsabilidades, y déjeme decirle que le metieron mano y le sacaron jugo a sus trabajos y encargos  engañando al que confió en ellos. El 2017 será un año complicado por lo que representa la economía del país actualmente y que ya se entronizo y esto es peligroso un “hartazgo social”  en el pueblo mexicano.  Por eso se requieren que muchos servidores públicos  se pongan la camiseta de Velasco Coello, o caso contrario deben irse,  no sin antes su auditoría de rigor, porque también hay que decirlo, es un sexenio donde se está perdonando la corrupción  y lo grave que los han premiado en otros cargos.

Que se entienda que en los últimos años, México ya es otro, que va en serio el combate a la corrupción y que la guillotina seguirá cayendo con aquellos mandatarios estatales que hayan errado el camino. Por eso se debe de cambiar mucho la actitud y el talante ahora de los gobernantes y no fiar en aquellos funcionarios públicos que le hablan bonito y que han creado una “burbuja” de amigos para que coincidan en las apreciaciones engañando sutilmente a los gobernantes.

México debe de ser otro, Chiapas ya no se diga.

Respaldo total a los pueblos indígenas

Como un aporte a la vida política del país calificó el Secretario General de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, la decisión de crear un Consejo y postular a una candidata indígena a la Presidencia de la República en el próximo proceso electoral de 2018, como parte de los acuerdos tomados por el Congreso Nacional Indígena y el EZLN.

El Gobierno del estado, sostuvo Gómez Aranda -quien por cierto es un conocedor del tema por su participación en los diálogos de Larráinzar, en 1996-, además de insistir en el cumplimiento de los acuerdos entonces signados, saluda la participación pacífica, legal y política, desde la pluralidad, que contribuye a la construcción de soluciones a los problemas nacionales.

La gran riqueza de Chiapas está en su diversidad, en sus lenguas, en la herencia de las civilizaciones mesoamericanas, que es el legado del mundo indígena; por eso el Gobierno de Manuel Velasco reitera el respeto a la vida y derecho al desarrollo de las comunidades zapatistas y reconoce su voluntad de trabajar para mejorar el bienestar de los pueblos originarios.

Sin duda Chiapas es de nueva cuenta el espacio más singular de la política mexicana, al concurrir en la postura de que las organizaciones indígenas tienen derecho de participar de manera equitativa e igualitaria en la contienda democrática.

Compartir
Artículo anteriorCarrereando la Chuleta
Artículo siguienteFilo y Sofía
Sitio de Noticias del estado de Chiapas. Tenemos un espacio para ti envíanos tu artículo o denuncia a redaccion@perspectivachiapas.com o desde el formulario de contacto.

Deja un comentario