Cientos de jornaleros mexicanos empiezan a llegar a Canadá

0
128

Cientos de trabajadores agrícolas temporales mexicanos comenzaron a llegar este mes a Canadá para laborar en cerca de dos mil granjas en los cultivos de uva, tabaco, frutas, flores y vegetales.

Esta migración temporal y ordenada comenzó en 1974, bajo el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales México-Canadá (PTAT), con sólo 203 trabajadores, cifra que se triplicó en 10 años y que alcanzó los casi cinco mil en 1994, lo que también se duplicó una década después (10 mil 708), según cifras oficiales.

El año pasado, llegaron a Canadá 23 mil 893 jornaleros (44 por ciento más que hace cinco años) procedentes de casi todos los estados de México, para laborar en este país por temporadas que van de los tres a los ocho meses. Óscar Ortiz Serrano, originario de Durango, lleva una década viniendo a trabajar a Canadá en el cultivo de uva en granjas de Niagara on the Lake.

En los próximos seis meses, este mexicano laborará un promedio de 60 horas semanales, con un pago de 11.40 dólares la hora (172.29 pesos).

Ortiz Serrano consideró que su experiencia ha sido buena: con “trabajo, casa y buen trato, no he tenido ningún problema, aunque a veces la calefacción no funciona en la casa y hace mucho frío en invierno”.

“Cuando venimos a Canadá estamos medio tristes, pero con muchas ganas de trabajar y cuando nos vamos lo hacemos muy contentos”, añadió. Sobre si ha pensado quedarse en Canadá, Ortiz Serrano respondió de inmediato que no.

“Yo soy mexicano, a mí mi patria me gusta y mi familia es primero, no hay como México”, apuntó. Desde hace 26 años, Daniel Ramírez Flores, de 59 años y padre de seis hijos, deja su natal Tlaxcala para venir a trabajar a Canadá.

“La necesidad nos obliga a venir para brindarle una vida mejor a la familia, estamos lejos pero ha habido beneficio para vivienda y estudio”, sostuvo. Daniel ha trabajado en cultivos de tomate, pepino, manzana y fresa. Labora entre ocho y 10 horas diarias, dependiendo del trabajo y del clima, y a veces labora los domingos. Recibe 11.43 dólares por hora.

“Lo difícil es trabajar en la misma posición muchas horas, aunque ya con experiencia se cansa uno menos”, dijo el jornalero, quien consideró que el trato de los patrones ha sido bueno, aunque aclaró que “debe uno darse a respetar para que lo respeten”.

Deja un comentario