País de Leyes y de libertades, legado de Juárez

0
86

Durante la ceremonia cívica conmemorativa por el CCXII Aniversario del Natalicio de Don Benito Juárez García, el Secretario General de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, destacó que al igual que el prócer oaxaqueño, la generación del Presidente Enrique Peña Nieto y del Gobernador Manuel Velasco Coello no tuvo temor al cambio y ha cumplido con nuevas reformas, indispensables como la de los liberales del siglo XIX, para poner a México en un lugar de avanzada en el concierto de las naciones.

Gómez Aranda destacó que en los momentos más difíciles de México, cuando hay que tomar decisiones fundamentales para la Nación, siempre está presente el ejemplo del Benemérito de las Américas, quien estableció las bases del desarrollo moderno, defendió la soberanía y restauró la República con convicción patriótica, entendiendo a México como parte del mundo y postulando una relación respetuosa y justa con otros países.

Acompañando al Presidente del Congreso del Estado, diputado Williams Ochoa Gallegos y al Presidente del Poder Judicial, Juan Óscar Trinidad Palacios, así como a mandos militares, integrantes de las muy respetables logias masónicas Regular y Confederada, y del Estado de Chiapas, el responsable de la política interna resaltó la obra de Juárez y de su generación, quienes promovieron un país de iguales, donde las leyes fuesen las mismas y la justicia un bien al alcance de todos.

Luego de depositar ofrenda floral y montar guardia de honor en el monumento a Juárez, en el Congreso del Estado, el funcionario estatal subrayó que el legado de Don Benito Juárez va más allá de una estatua de bronce o de una fecha cívica, pues se trata de una convicción que sigue vigente en el quehacer del Gobierno de Manuel Velasco, quien comparte los ideales de patriotismo, honradez, entrega y sacrificio.

Señaló que durante los tres años en que ha sido distinguido como Secretario General de Gobierno, ha puesto en práctica la instrucción del Gobernador Velasco Coello: atender con sentido de apremio y sin demora conflictos agrarios, religiosos, políticos y sociales, desde una perspectiva de apertura; escuchando, dialogando y resolviendo cada uno de ellos con soluciones de fondo, que permitan la reconciliación en las comunidades y estimulen el desarrollo y el bienestar de las familias chiapanecas.

En este sentido, agradeció la amplia y puntual colaboración, con pleno respeto a su autonomía, de los Poderes Legislativo y Judicial; de todas las instancias del Gobierno de la República, particularmente de la Secretaría de Gobernación, de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Marina Armada de México; de autoridades constitucionales, tradicionales y agrarias de cada municipio, así como con sus representaciones políticas y religiosas, para escuchar todas las opiniones y servir a todos sin distinciones ni preferencias, procurando encontrar respuestas a cada situación en el terreno de la Ley.

Durante su intervención, el maestro Javier Cortés Toto, integrante de la muy respetable Gran Logia del estado de Chiapas, enalteció el espíritu liberal de Juárez, cuya obra se distinguió por recuperar los bienes de la Nación, la rectoría de la educación y la creación de instituciones que son baluarte del México contemporáneo, así como de Leyes que permitieron acortar diferencias y procurar la convivencia pacífica entre ciudadanos.

Por su parte, el maestro Francisco Pineda Ochoa, Gran Orador de la muy respetable Gran Logia Regular y Confederada de Chiapas, indicó que hablar de Juárez “es hablar del respeto a la Ley y a las instituciones, de la búsqueda de la justicia, del respeto a la soberanía nacional y a las libertades; es hablar del progreso del pueblo, porque para Benito Juárez, el estadista y el masón, el único bien durable es el colectivo”.

Deja un comentario