Zuckerberg anuncia medidas contra mal uso de datos en Facebook

0
300

Kenia.- África oriental se separa poco a poco del resto del continente, en un evento geológico que se concretará en millones de años, pero que se produce a un ritmo más rápido de lo que se esperaba, y que eventualmente dejará al continente sin su histórico cuerno, advierten geólogos.

La grieta geológica que corre por el lado este del continente, que será reemplazado por el océano, se amplía lentamente y provoca problemas, pues la transitada carretera Mai Mahiu, en Kenia, se derrumbó esta semana después de que se desarrolló una falla volcánica.

El geólogo David Adede atribuye a esa falla, donde se hundieron las secciones de la carretera que pusieron en peligro a los conductores e impidieron el tráfico de vehículos, a la actividad geológica en la región, según un reporte del periódico keniano The Star.

Explicó que el Gran Valle del Rift divide a África en dos placas y lo que sucede es que la placa Somalí se aleja de otra placa llamada Nubia a una velocidad de 2.5 centímetros por año, por lo que en un futuro quedarán separadas.

Afirmó que después de que la carretera se rompió, se abrió un gran agujero y se tragó toda el agua que se había quedado estancada en la zona tras recientes inundaciones, lo cual a su vez causó más grietas en el suelo.

Existe una gran necesidad de que los investigadores realicen un estudio exhaustivo sobre el terreno de esta región para que puedan asesorar sobre dónde se pueden establecer carreteras y edificios residenciales, ya que esto podría evitar desastres.

Los dos enormes bloques de tierra, la placa Nubia y la placa Somalí, se separan debido a una “superpluma”, una sección gigante del manto terrestre que transporta el calor desde cerca del núcleo hasta la corteza.

Lo que sucede en Kenia es apenas el principio, advierte Adede, después de los masivos movimientos de tierra registrados el pasado lunes, que dejaron grandes fisuras en el condado de Narok, de hasta 50 pies de profundidad y más de 20 metros de ancho.

Este lugar es sólo uno de los diez, quizás cientos, de otros puntos débiles en el Gran Valle del Rift, que atraviesa el continente desde el Cuerno de África hasta Mozambique, dicen los científicos.

Se espera que cuatro países en el Cuerno de África -Somalia y la mitad de Etiopía, Kenia y Tanzania- se separen de África para formar un nuevo continente, conocido como la Placa Somalí, en aproximadamente 50 millones de años.

Deja un comentario