PSM no está acuerdo con métodos de la CNTE

0
92

A pesar de la discrepancia que existió entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y su gobierno, en la administración 2000-2006, Pablo Salazar Mendiguchía, reconoció que la lucha en contra de la Reforma Educativa es valida y congruente.

Sin embargo, dijo que no está de acuerdo con los métodos que el magisterio utiliza para exigir sus demandas, por los daños colaterales que provocan en la educación de los niños y las niñas, y que mantienen a esta entidad en los últimos lugares en desarrollo educativo.

El ahora candidato independiente, enfatizó que, de llegar al Senado de la República y con el apoyo de otros actores, legislará para que se eliminen los puntos que afectan los derechos laborales y administrativos de los maestros, dejando únicamente aquellos que beneficien a la educación pública.

“En qué sentido tienen razón: de que la reforma educativa, que no es más que laboral, hace un planteamiento que los maestros han calificado como punitivo; es decir, si no aprueban la evaluación se van a su casa, la respuesta que han dado a esa medida es realmente impecable; dicen que, entonces, también hay que evaluar a los políticos y todo el que repruebe se va a su casa, yo lo acepto”, dijo.

Reiteró que la lucha magisterial es válida, pero se deberían analizar sus métodos para no seguir afectando a los estudiantes, pues eso significa un retraso muy fuerte para el país.

“Cuando llegamos al gobierno (2000) hicimos un estudio y encontramos que, entre plantones, marchas, paros y bloqueos se habían perdido en Chiapas 10 años efectivos de clases, una cantidad fuerte; teníamos el resumen de presencia en las comunidades y, de 200 días de clases muchos maestros llegaban solo 80 (…) solicitamos que asistieran a sus centros de trabajo y no lo hicieron, entonces les descontamos y no volvió a ocurrir más en mi gobierno, tuvimos 5 años tranquilos porque marchaban sábados y domingos pero no en días laborales…”, recordó.


Deja un comentario