Eligen a Laura Rojas como presidenta de la Cámara de Diputados

0
43

Bajo las condiciones de Morena y aliados, en el cuarto intento la bancada del PAN logró tomar control de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados con Laura Rojas en la presidencia; Marco Adame en una vicepresidencia y Lizbeth Mata en una secretaría.
La propuesta fue avalada con 349 a favor, 42 en contra y 37 abstenciones, justo cinco horas antes de que venciera el plazo falta que da la Ley Orgánica de la Unión para renovar a los integrantes de la Mesa Directiva.
Morena puso al PAN las condiciones de que avalaría su propuesta sólo si los candidatos no habían agraviado al presidente saliente, Porfirio Muñoz Ledo, quien buscaba reelegirse, o al presidente Andrés Manuel López Obrador; también que su perfil garantice una conducción imparcial e institucional.
Inicialmente el PAN había propuesto a Xavier Azuara y a Laura Rojas como presidentes, pero fue rechazada el 31 de agosto. Dolores Padierna se expresó calificó al panista de “casi nazi”.
Las condiciones de Morena obligaron a que el PAN retirara a Xavier Azuara de la lista y en los dos intentos posteriores propuso nuevamente a Laura Rojas como presidenta, pero se atoraron el miércoles pasado con perfiles como Ricardo Villareal.
Cabe destacar que la rivalidad de fuerzas se originó porque, primero, Morena quería retener la presidencia de la Mesa y reelegir a Muñoz Ledo, incluso modificando la Ley Orgánica a su favor; sin embargo, dicho round lo ganó el PAN, gracias a la presión que ejerció junto al PRI, PRD y MC, y a las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador quien, expresó, que era “una vergüenza” que quisieran una ley a modo.
Más tarde, Laura Rojas, presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, dijo esta noche que mantendrá una relación institucional con el presidente Andrés Manuel López Obrador, al igual que con los grupos parlamentarios presentes en San Lázaro.
Tras rendir protesta como presidenta de la Cámara, la panista se comprometió a desempeñarse de manera imparcial y con respeto a la pluralidad política.
“Mantendré un diálogo permanente y una actitud abierta, respetuosa y cercana hacia todos los grupos parlamentarios y hacia todos y cada uno de los miembros de la asamblea”, subrayó desde la tribuna.
En conferencia de prensa, explicó que renunció por convicción a los amparos que promovió contra la nueva operación de las estancias infantiles y la reducción de su presupuesto.
No fue una condicionante para llegar a la presidencia el retirarse de esos instrumentos, que además fueron promovidos de manera colectiva, aseguró.
Laura Rojas explicó que abandonó dichas acciones porque no afecta el desarrollo de las mismas.
También recordó que la mesa directiva expresa la unidad de la Cámara. Eso significa que ya no puede privar en sus integrantes una agenda partidista. Quienes están en ella no renuncian a sus convicciones, pero si es verdad que tienen que actuar de manera institucional e imparcial, añadió.
Insistió así en que renunció a los amparos para que no quede duda de que desde la presidencia no se va a impulsar ni a bloquear ninguna agenda política ni partidista.
Confió en que su actuación ayudará a cerrar un ciclo caracterizado por las dudas y la inconformidad de algunos diputados con su nombramiento, particularmente del grupo mayoritaria de Morena. De igual manera, permitirá que las cosas transiten de mejor manera, enfatizó.

Deja un comentario